«Juntos, somos un movimiento». Los seis primeros meses de Thos Gieskes en Oikocredit [entrevista]

«Juntos, somos un movimiento». Los seis primeros meses de Thos Gieskes en Oikocredit [entrevista]

Thos Gieskes - Director ejecutivo de Oikocredit

Thos Gieskes - Director ejecutivo de Oikocredit

10/11

Conversamos con el director ejecutivo de Oikocredit, Thos Gieskes, para informarnos sobre sus seis primeros meses en la cooperativa global. En la entrevista, habla sobre algunas de las fortalezas y desafíos de Oikocredit, mientras comparte perspectivas de su travesía para llegar a conocer los pormenores de la organización.

¿Puede contarnos acerca de sus seis primeros meses en Oikocredit?

He visto bastante en el semestre pasado, y ha sido una experiencia fantástica. Cada día estoy ansioso por llegar a la oficina y ver dónde puedo contribuir y cómo puedo agregar valor. En cierto modo, aquí encontré mi hogar. Aquí es donde quiero estar, y haré todo lo posible por llevar a cabo lo que se espera de mí. Pasé la mayor parte de los seis últimos meses conociendo, no sólo los diferentes sectores de la organización, sino también a nuestros colegas y el sector. Todavía estoy en una curva de aprendizaje, pero también siento que la curva poco a poco se va allanando y puedo enfocarme más en contribuir y orientar.

¿Qué momentos se destacaron especialmente para usted?

Ya tuve varios momentos inspiradores, tanto cuando me reuní con los inversionistas como con nuestros colegas y socios en todo el mundo. Por ejemplo, me sorprendió muchísimo que tantos inversionistas estuvieran presentes un sábado — como en la asamblea general anual de nuestra asociación de apoyo en el suroeste de Alemania —  ansiosos por participar en conversaciones sobre Oikocredit. Nuestros miembros e inversionistas desean fervientemente que Oikocredit lleve a cabo su visión y su misión, y me pareció asombroso ver cuántas personas se preocupan por y comprometen con la organización.

También he viajado a varios países en los que financiamos a organizaciones asociadas. Uno de los socios que conocí en Costa Rica, una cooperativa de café, realmente me pareció destacable. Esta «cooperativa de café» de hecho apoya a los agricultores de café en todo menos el café. Una vez que la producción cafetalera se consolidó, se dieron cuenta de que la mejor manera de brindar apoyo a los agricultores era ayudarlos a cultivar cosechas alternativas, para que no dependieran exclusivamente del café. Además, se enfocan en organizar capacitaciones, ofrecer educación a los hijos de los agricultores y mucho más. Me entusiasmó ver cómo esta cooperativa evaluó las necesidades actuales de sus clientes y encontró distintos métodos para brindarles apoyo en las mejores formas posibles.

En este momento Oikocredit trabaja en la actualización de su estrategia, ¿puede comentarnos algo al respecto?

No estamos rehaciendo nuestra estrategia completamente, pero queremos indagar en qué aspectos de nuestra estrategia actual podemos enfocarnos más, y ver dónde podemos mejorar nuestro impacto social y ambiental sin descuidar la sostenibilidad financiera. Para enfocarnos, necesitamos expertos que puedan darnos opiniones y perspectivas externas; por esa razón hemos contratado una consultora estratégica con experiencia en el sector de las inversiones de impacto. Ellos han reunido una amplia investigación con información externa, que pueden ayudarnos a avanzar en la dirección correcta.

¿Cuáles son algunos de los desafíos que ha observado?

Al igual que en cualquier organización, siempre existen temas internos que pueden mejorarse, pero algunos de los desafíos principales que enfrentamos actualmente en realidad se deben a factores externos. Uno de ellos es el entorno de tasas de interés bajas que no beneficia a una organización como la nuestra, cuyos ingresos principales provienen de las tasas de interés. Otro de los desafíos es la debilitación del dólar estadounidense. Muchos de nuestros préstamos e ingresos están expresados en dólares estadounidenses, mientras que nuestra financiación y nuestros dividendos están en euros. A veces, los tipos de cambio operan a nuestro favor, pero en este momento vemos que afectan negativamente nuestro resultado neto. Como consecuencia de estos desafíos, parece muy poco probable que tengamos un resultado financiero en 2017 que sea suficiente para sostener el dividendo del 2% al que están acostumbrados nuestros inversionistas.

Por supuesto que son factores en los que podemos ejercer influencia. Por ejemplo, estamos considerando enfocarnos más y crear eficiencias. Creo que, si nos concentramos en algunos nichos y somos líderes en esa área, redundará en nuestro beneficio en términos de impacto y resultados financieros.

¿Cuáles son algunas de las fortalezas de Oikocredit sobre las que podemos construir para seguir avanzando?

Las personas que conforman Oikocredit son extremadamente fuertes. No solo nuestro personal, sino también las personas que están detrás de la organización. Hay más de 50 000 personas que, ya sea a través de inversiones o trabajo voluntario, ayudan a conducir a Oikocredit. Juntos conformamos un movimiento, y eso nos convierte en una organización única y en un socio extremadamente sólido y confiable para las organizaciones con las que trabajamos. No son los mercados financieros los que nos definen, sino el compromiso y los ideales de las personas que están detrás de Oikocredit. Otra de nuestras fortalezas es el hecho de que tenemos más de 40 años de operaciones exitosas en muchos países. Son países en los que hemos entablado relaciones profundas con las personas con las que trabajamos. El hecho de que hayamos estado apoyando a nuestros socios durante tanto tiempo y lo continuaremos haciendo, transmite confianza a las personas.

« Back